Pulido Cristales Rayados archivos - MACLAM
49
archive,tag,tag-pulido-cristales-rayados,tag-49,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-14.4,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Pulido Cristales Rayados Tag

El vidrio es un material muy versátil conocido desde la Antigüedad. Compuesto por silicatos y carbonatos que se fusionan a altas temperaturas, se cree que los árabes descubrieron sus propiedades para fabricar binoculares. Aunque en un principio se empleaba sobre todo con fines ornamentales, sus usos se fueron ampliando con el paso de los años.
La evolución del diseño arquitectónico nos ha llevado a un nuevo concepto de ciudad en la que predominan los edificios de fachada acristalada, lo que nos permite ahorrar en energía y aprovechar mejor la luz natural. Esta nueva estética tiene dos importantes ventajas: las nuevas construcciones son más respetuosas con el medio ambiente y se consiguen ciudades más modernas y con menos peso visual.
El invierno, con sus días fríos y lluviosos hace que el mantenimiento de los cristales pase a un segundo plano. Ahora, con el sol luciendo durante muchas horas al día, los cristales reclaman toda nuestra atención, tanto en edificios residenciales o de oficinas como en escaparates y fachadas de los locales comerciales. 
Los cristales de los negocios a pie de calle se pueden deteriorar por muchos motivos. Uno de los que más preocupa a los propietarios de locales es el vandalismo. Los arañazos deliberados y los grafitis, que se suelen realizar con pinturas que contienen sustancias corrosivas, son la principal causa por la que se hace necesario el pulido de cristales.
El escaparate, la fachada y la puerta de entrada de un negocio son la primera imagen que vemos desde el exterior. La impresión que nos produce determina en gran parte el grado de confianza y profesionalidad que nos transmite. Además de la limpieza, pulir los cristales rayados es de vital importancia para ofrecer una correcta presentación y que el establecimiento invite a entrar.
Los cristales rayados o deteriorados por los ácidos de los grafitis son un auténtico quebradero de cabeza para los propietarios de negocios. El coste de sustituir el vidrio por otro nuevo puede ser excesivo si se trata de un cristal de gran tamaño. Sin embargo, dejar el cristal sin reparar causa una imagen negativa en el establecimiento, que parece descuidado.