Limpieza de Grafitis archivos - MACLAM
30
archive,category,category-limpieza-de-grafitis,category-30,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-14.4,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Limpieza de Grafitis

La limpieza de grafitis de las fachadas, los escaparates y el mobiliario urbano se ha convertido en el gran quebradero de cabeza de propietarios de viviendas y negocios y también de las autoridades. Cada día aparecen nuevas pintadas que estropean la estática de las ciudades y que, muchas veces, dañan las superficies de forma casi permanente. 
Los grafitis pueden convertirse en una auténtica pesadilla en las ciudades. Fachadas, mobiliario urbano, monumentos, escaparates, transporte público y otros elementos son objetivo habitual de este tipo de actos vandálicos. Pero, ¿se pueden eliminar los grafitis de cualquier superficie?
Podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que el enemigo público número uno de la conservación y del valor de las ciudades es el grafiti. Fachadas de edificios, escaparates, autobuses, vagones de metro y locales comerciales, entre otros, son objeto de estas agresiones que ensucian, deterioran y devalúan los inmuebles.
Los grafitis en las ciudades son tan frecuentes como difíciles de eliminar. Una de las razones por las que son tan resistentes es que algunas sustancias que contienen aerosoles y rotuladores, como el ácido fluorhídrico, son capaces de penetrar en el cristal. Como consecuencia, la limpieza de grafitis no es efectiva si se realiza con métodos caseros. Una vez eliminada la pintura del vidrio, la superficie puede quedar mate.
Desde que los grafitis comenzaron a estar presentes en las paredes de las zonas urbanas, comenzó un debate que sigue presente a día de hoy: ¿es arte o vandalismo? Algunos ayuntamientos decidieron habilitar espacios donde los jóvenes pudiesen expresarse a través de los grafitis y la mayoría comenzó a penalizar esta práctica cuando solo sirve para deteriorar fachadas y escaparates.
El fenómeno urbano de las pintadas vandálicas o grafitis afecta por igual a edificios residenciales, locales comerciales, mobiliario urbano y edificios públicos. Los daños que ocasionan este tipo de actos tienen un gran impacto en la imagen de los espacios públicos y de los negocios. Tanto es así que muchos ayuntamientos han elaborado planes de actuación contra los grafitis, que incluyen, además de la limpieza, políticas de prevención y sanciones.
Los grafitis se han convertido en un problema difícil de erradicar en las ciudades. Cada cierto tiempo aparecen nuevas fachadas, puentes o negocios con pintadas difíciles de eliminar con métodos convencionales. No solo es una molestia para quienes habitan o trabajan en esos edificios sino un grave problema estético que afecta a la imagen de la ciudad.