Noticias sobre láminas solares y antivandalismo para Cristales | MACLAM
323
blog,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-14.4,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Blog

Si buscas una solución rápida y económica para mejorar el confort y renovar la imagen de tu embarcación, tenemos buenas noticias para ti. Las láminas de protección solar y los vinilos decorativos para barcos son idóneas para prevenir los efectos nocivos del sol y del salitre. Además, protegen del calor, aportan privacidad y mejoran la estética de tu barco. Y todo esto sin perder ni un ápice de visibilidad desde el interior.
¿Te has planteado alguna vez que puedes estar desperdiciando calefacción y aire acondicionado? ¿Te preocupa cumplir con la eficiencia energética en edificios? Los filtros solares para cristales son láminas finas, transparente y autoadhesivas que se colocan en los vidrios de las ventanas para mejorar las características aislantes del vidrio sin necesidad de sustituir ningún elemento. 
La evolución del diseño arquitectónico nos ha llevado a un nuevo concepto de ciudad en la que predominan los edificios de fachada acristalada, lo que nos permite ahorrar en energía y aprovechar mejor la luz natural. Esta nueva estética tiene dos importantes ventajas: las nuevas construcciones son más respetuosas con el medio ambiente y se consiguen ciudades más modernas y con menos peso visual.
La seguridad de tu hogar o negocio es indispensable para evitar sustos y disgustos. En el nivel de protección entran en juego diversos factores, como el lugar donde está situada la vivienda o el local y los puntos débiles que presente. Las fachadas de cristal, terrazas y ventanas suelen ser los puntos más vulnerables, ya que se pueden romper con facilidad. 
El Código Técnico de la Edificación (CTE) establece los requisitos de seguridad y habitabilidad que deben cumplir los edificios de acuerdo con la legislación vigente. Esta normativa se aplica tanto a edificios de nueva construcción como a aquellos que se someten a obras de ampliación, reforma o cambio de uso. Su objetivo es mejorar la calidad de la edificación y la protección de los usuarios, así como fomentar el desarrollo sostenible