MACLAM - Protección para Cristales, autor en MACLAM - Página 7 de 7
1
archive,paged,author,author-b392c57a3f,author-1,paged-7,author-paged-7,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-14.4,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Author: MACLAM - Protección para Cristales

Las láminas de protección solar son finas películas transparentes que se adhieren a los cristales de ventanas y escaparates proporcionando una protección adicional al vidrio frente a numerosos agentes. Este sistema es una forma práctica, sencilla y económica de evitar el impacto de los rayos UV en los edificios. Las láminas solares para ventanas, por sus propiedades, tienen la capacidad reducir la transmisión de rayos ultravioleta e infrarrojos, además de evitar los reflejos y deslumbramientos.
Cuando pensamos en las consecuencias de los actos vandálicos en locales comerciales imaginamos pintada, grafitis o rayones en fachadas y cristales. Inmediatamente, pensamos en la principal consecuencia: el desastroso efecto estético que produce en la imagen del comercio. Sin embargo, el vandalismo en los negocios tienen una consecuencia económica de la que normalmente no hacemos caso hasta que es demasiado tarde. Por lo general, las pólizas de seguro para comercios y oficinas no cubren las pintadas en el exterior que puede sufrir un local. Además, algunas compañías consideran la rotura de lunas, cristales y rótulos como una garantía adicional que se debe contratar por separado.
Las láminas antivandálicas para cristales y vidrios son la solución más económica, eficaz y estética para minimizar los daños deliberados producidos en los escaparates de los locales comerciales. Pintadas, rayaduras, grafitis y lanzamiento de objetos son los principales actos vandálicos a los que, por desgracia, están sometidos muchos comercios en las ciudades. Los daños no solo afectan gravemente a la imagen de la empresa sino que pueden ser costosos de eliminar si la solución pasa por sustituir los cristales.